SEM, lo que debes saber antes de invertir, y Google no te dice

Antes de gastar tu dinero en SEM, invierte en tu modelo de captación, pues de otra forma seguirás tirando tu dinero a la basura (o a Google en este caso).

Primero… la experiencia

Asegúrate de que los usuarios están viviendo una experiencia aceptable en tú página, preocupándote por mejorarla y optimizarla.

De nada te sirve tener un restaurante donde la gente nunca regresa.

Imagina que abres un restaurante, y sin hacer una prueba real de lo que se vivirá en él, decides invertir una gran cantidad en publicidad.

Muy bien, vinieron muchas personas, pero… ¿qué pasa si nunca regresan? ¿qué pasa si comen y se van inmediatamente? o peor aún, ¿Qué pasa si lo cuentan a sus conocidos? ¡olvídate de tu inversión publicitaria!

¡Haz pruebas!

¿No sería mejor primero invitar a algunos comensales reales (no amigos), y conocer su opinión?

¿Qué les pareció la carta?, ¿les gustó la comida?, ¿disfrutaron el ambiente?, ¿regresarían?

Ponte a trabajar ajustando lo necesario para mejorar dicha experiencia, invita a otra muestra y asegurarte de que ha mejorado todo lo posible (siempre habrá espacio para mejorar).

Ahora sí, es momento de invertir, pues has comprobado tener un buen producto que la gente puede experimentar y recomendar, disminuyendo poco a poco la necesidad de invertir en publicidad.

Extrapola en tu página

De nada te sirve que la gente llegue a ella después de hacer click en un anuncio, si al acceder salen inmediatamente (esto es conocido como rebote, y un alto porcentaje de esto perjudicará tu posicionamiento orgánico), lo que sería similar a perder recomendaciones (en este caso por parte de Google).

Antes de ingresar una gran cantidad, prueba con unos cuantos usuarios y detente para analizar lo que ha pasado.

  • ¿cuánto tiempo permanecen en mi página?
  • ¿cuántas páginas consultan en el sitio?
  • ¿qué porcentaje de rebote tiene?

Si tus estadísticas son buenas, adelante, comienza a invertir en SEM para generar prospectos, pero si no, detén la inversión y ataca las posibles razones por las cuales la gente no se engancha con tu contenido.

Ojo: considera la posibilidad de estar dirigiendo los anuncios a personas que no corresponden a tu mercado, siendo natural que no disfruten de tu contenido.

2018-03-17T22:23:34-06:00 febrero 24th, 2018|Categories: SEM|Tags: , |
A %d blogueros les gusta esto: